Historia Clínica

Paciente de raza Ratonero mallorquín, hembra, de 10 años de edad que acude de urgencia a la consulta de oftalmología. Se presenta con úlcera corneal infectada en OD tras escaparse y aparecer con el ojo cerrado.

A la exploración el OD no tiene reacción de amenaza y presenta mucho discomfort, hiperemia muy marcada y secreción mucopurulenta. Bajo lámpara de hendidura se aprecia una úlcera estromal infectada por colagenasa afectando ¾ partes de la superficie ocular, con edema corneal perilesional y vascularización limbar.Debido a la opacidad corneal no se puede valorar el estado intraocular de dicho ojo.(Fig. 1)

Diagnóstico

Úlcera colagenasa en OD

Tratamiento

Se realiza limpieza quirúrgica de la úlcera y un recubrimiento con membrana nictitante para la protección ocular. Se instaura tratamiento intensivo con antibióticos tópicos y orales, suero sanguíneo y tropicamida en colirio. (Fig. 2)

  • Fotografía del recubrimiento de membrana nictitante tras la cirugía. Figura 2:Fotografía del recubrimiento de membrana nictitante tras la cirugía.

Seguimiento ecográfico

Debido a la opacidad corneal se realiza ecografía con sonda de L14-5w (12MHz) para valoración intraocular en la que no se aprecian alteraciones en el polo posterior. (Fig.3) Con la sonda L20-5, de mayor resolución y frecuencia, se valora el estado del polo anterior donde se aprecia sinequia del iris hacia endotelio corneal y pérdida de estructura en la zona central de la cornea. Se aprecia también disminución en el tamaño de la cámara anterior. (Fig. 4,5 y 6).

  • Ecografía realizada con sonda L14-5w en 12MHz de frecuencia. Exploración en corte transversal  sin hallazgos en polo posterior. Se aprecia disminución de cámara anterior. No se hallan alteraciones en iris. Figura 3: Ecografía realizada con sonda L14-5w en 12MHz de frecuencia. Exploración en corte transversal sin hallazgos en polo posterior. Se aprecia disminución de cámara anterior. No se hallan alteraciones en iris.
  • Ecografías realizadas con sonda L20-5 en 18MHz de frecuencia. Exploración en corte transversal. Se evidencia la alteración en la posición del iris y su desvío  y desplazamiento hacia cornea con sinequia a la misma que se observa como una banda ecogénica desde la base del iris. Figura 4: Ecografías realizadas con sonda L20-5 en 18MHz de frecuencia. Exploración en corte transversal. Se evidencia la alteración en la posición del iris y su desvío y desplazamiento hacia cornea con sinequia a la misma que se observa como una banda ecogénica desde la base del iris.
  • Segunda ecografía realizada con sonda L20-5 en 18MHz de frecuencia. De nuevo exploración en corte transversal. Se evidencia la alteración en la posición del iris y su desvío  y desplazamiento hacia cornea con sinequia a la misma que se observa como una banda ecogénica desde la base del iris. Figura 5: Segunda ecografía realizada con sonda L20-5 en 18MHz de frecuencia. De nuevo exploración en corte transversal. Se evidencia la alteración en la posición del iris y su desvío y desplazamiento hacia cornea con sinequia a la misma que se observa como una banda ecogénica desde la base del iris.
  • Ecografías realizadas con sonda L20-5 en 18MHz. Exploración en corte transversal.  Se puede valorar el grosor corneal diferenciando el estroma del endotelio corneal. Se aprecia la heterogenicidad estromal con zonas hipoecogénicas en su interior debido a la pérdida de estructura corneal. Se visualiza pérdida de la continuidad endotelial con disminución de la ecogenicidad normal). Figura 6: Ecografías realizadas con sonda L20-5 en 18MHz. Exploración en corte transversal. Se puede valorar el grosor corneal diferenciando el estroma del endotelio corneal. Se aprecia la heterogenicidad estromal con zonas hipoecogénicas en su interior debido a la pérdida de estructura corneal. Se visualiza pérdida de la continuidad endotelial con disminución de la ecogenicidad normal).

La tarsorrafia de membrana nictitante se mantiene entre 4-6 semanas.

Las revisiones del paciente, ante la imposibilidad de su exploración directa, se realizan mediante controles ecográficos semanales donde se valora la evolución de la lesión corneal y el estado intraocular. (Fig. 7, 8 y 9)

  • Nueva ecografía realizada sonda L20-5 en 18MHz. Exploración en corte transversal.  Se puede valorar el grosor corneal diferenciando el estroma del endotelio corneal. Se aprecia la heterogenicidad estromal con zonas hipoecogénicas en su interior debido a la pérdida de estructura corneal. Se visualiza pérdida de la continuidad endotelial con disminución de la ecogenicidad normal). Figura 7: Nueva ecografía realizada con sonda L20-5 en 18MHz. Exploración en corte transversal. Se puede valorar el grosor corneal diferenciando el estroma del endotelio corneal. Se aprecia la heterogenicidad estromal con zonas hipoecogénicas en su interior debido a la pérdida de estructura corneal. Se visualiza pérdida de la continuidad endotelial con disminución de la ecogenicidad normal).
  • Ecografías realizadas con sonda L20-5 en 18MHz con zoom. Exploración en corte transversal. Se puede valorar el grosor corneal y diferenciar estroma de endotelio. Se aprecia perfectamente la unión del iris al endotelio corneal. Figura 8: Ecografías realizadas con sonda L20-5 en 18MHz con zoom. Exploración en corte transversal. Se puede valorar el grosor corneal y diferenciar estroma de endotelio. Se aprecia perfectamente la unión del iris al endotelio corneal.
  • Nueva ecografía realizada con sonda L20-5 en 18MHz con zoom. De nuevo exploración en corte transversal. Se puede valorar el grosor corneal y diferenciar estroma de endotelio. Se aprecia perfectamente la unión del iris al endotelio corneal.. Figura 9: Nueva ecografía realizada con sonda L20-5 en 18MHz con zoom. De nuevo exploración en corte transversal. Se puede valorar el grosor corneal y diferenciar estroma de endotelio. Se aprecia perfectamente la unión del iris al endotelio corneal.

Autores

Dpto. Oftalmología. VETSIA Hospital Veterinario. Madrid


Dra. Beatriz Escribano

Dra. Eva Martínez Rincón